Siguenos en:
Jueves
 20 de Septiembre de 2018
Editorial
Editorial
Servicios del Siglo XXI
Jueves,  2 de Agosto, 2018
Servicios-del-Siglo-XXI

Los taxistas que salieron a las calles a protestar recientemente contra la empresa Uber circularon en sus mejores autos, todos nuevos y relucientes. Los conductores lucían impecables, nadie estaba de short, de chinelas y tampoco tenían el cachete inflado por la coca. Querían mostrar una imagen muy diferente a la realidad, con el objetivo de rechazar el servicio de primera calidad que brinda la compañía multinacional, que a través de un simple mecanismo cibernético está revolucionando el transporte en el mundo, ocasionando el malestar de los servicios tradicionales.

Uber no es la única empresa que cambia el modo de hacer las cosas. Todos los días surgen nuevas prestaciones que facilitan la vida de la gente, que le dan más por menos y que tratan a las personas con calidez y amabilidad, en un mundo donde el consumidor se ha vuelto más exigente. La tecnología permite hoy comprar a distancia, elegir mejor, comparar precios, eludir la burocracia y las trampas de las empresas y también de los estados que ya no gozan de la ventaja del monopolio y de la libertad para abusar de su poder.

Uber y todas esas empresas ponen en tela de juicio el papel regulador del Estado, que supuestamente existe para, entre otras cosas, asegurar servicios de calidad a la gente. En el caso de los taxis, existen toda una serie de disposiciones, normas, pagos y trámites que se deben cumplir, pero que constantemente son pasadas por alto, por razones vinculadas a la corrupción, a la ineficiencia y especialmente por la indiferencia del sector público frente a las verdaderas necesidades de la gente.

No se puede generalizar en este asunto, pues existen también ejemplos de entidades estatales que se han preocupado por la ciudadanía y han sido capaces, como en el Municipio de La Paz, de conseguir un servicio de excelencia con los buses PumaKatari, que paradójicamente, al igual que Uber, son el blanco de críticas y de intento de boicot de los transportistas sindicalizados, que azuzados por el Gobierno central, tratan de imponer su caos y su precariedad.

Santa Cruz siempre ha sido pionero en la búsqueda de la modernidad y en los años 80 las empresas fueron capaces de crear sistemas de radiotaxis que ayudaron a mejorar sustancialmente esta actividad. Hoy han sido superados por una nueva oferta innovadora, tecnológica y llena de ventajas y no hay duda que la creatividad de los emprendedores puede ayudar a enfrentar este desafío, pero obviamente, sin bloquear ni tratar de conseguir que el Estado intervenga para mantenerle los privilegios. 

Los avances tecnológicos han llegado para quedarse y van a ir penetrando todas las actividades humanas. De las sociedades, de las entidades públicas, de los educadores y los ciudadanos depende una adecuada adaptación para que este fenómeno no se traduzca en desempleo y falta de oportunidades.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día