Siguenos en:
Lunes
 19 de Agosto de 2019
El dia te recomienda
Editorial
Un cambio radical en los mercados
Viernes,  16  de Enero, 2015

Los consumidores no se explican por qué un cajón de tomates cuesta 10 bolivianos en El Torno y todavía menos en Mairana y en cualquier mercado de Santa Cruz ese mismo producto quintuplica su precio. Se trata de los mismos tomates, sin procesamiento, sin refrigeración, sin envase especial y comercializado en las peores condiciones de higiene y sin la menor comodidad para el cliente final.

Ese problema no afecta sólo al consumidor, sino también al campesino que produce los tomates, que cada vez se va empobreciendo más y que un día decide mandar todo al diablo, trasladarse a la ciudad y vivir como todos, del comercio, la intermediación y la especulación.

Las autoridades nacionales y especialmente municipales, que deberían velar por un sistema de abastecimiento  adecuado y racional, conocen perfectamente este problema y en varias ocasiones han hecho intentos por darle una solución, pero obviamente más urgentes para un político siempre han sido los desafíos electorales y de popularidad y cuando se produce la pulseada, los ganadores son los intermediarios, es decir, los gremiales, cuyo máximo dirigente ha llegado a ser alcalde de Santa Cruz en una ocasión y que en este momento está pugnando por volver al Concejo Municipal.

No se trata de un tema aislado, pues los gremiales siempre han tenido mucho peso en la Alcaldía, mientras que los campesinos han sido corridos de todos los mercados, donde tienen preferencia los comerciantes que generan una inflación innecesaria y absurda de los alimentos y que además contribuyen al caos y la contaminación de la fruta, la verdura y las carnes.

La falta de una política de mercados y la connivencia que hay entre autoridades y gremiales, a quienes sólo se amenaza con pantomimas, porque en realidad son ellos los que tienen el control, ha generado una hiperconcentración en cuatro o cinco mercados, hecho que ayuda a incrementar los precios, pues los clientes deben pagar el transporte para ir a La Ramada, El Abasto, Los Pozos o el Mutualista. Los que se cansan del trajín y tienen cómo asumir la diferencia, acuden a los supermercados, que están creciendo vertiginosamente gracias a que ofrecen calidad y comodidad.

En los últimos años la Alcaldía ha estado construyendo nuevos mercados en los barrios y casi todos están vacíos. Los comerciantes no quieren dejar sus puestos, las calles y el caos que administran muy bien gracias a un esquema mafioso del que se benefician los politiqueros. Pese a las insistencias y a las ofertas que tibiamente hace el Municipio, no hay cómo convencerlos de utilizar esa infraestructura de primer nivel que se ha creado para darles comodidad tanto a los vendedores como al público.

Si la Alcaldía realmente quisiera cambiar las cosas, debería ofrecer esos mercados a los campesinos, para que vendan los tomates, los pollos o la papa, directamente del productor al consumidor. No hace falta que se organicen ferias barriales, que el Gobierno aplique controles o promueva la famosa cantaleta del “precio justo”. Los puestos están esperando por una buena oportunidad y seguramente la gente acogerá con muy buena gana esta iniciativa, pues inmediatamente se verá la conveniencia en los precios, simplemente por una cuestión de mercado, de mejorar la oferta y esquivarle a la especulación maliciosa de los gremiales.

Ojalá se atrevan a hacer este gran cambio, sería una prueba de que buscan el interés de la ciudadanía y no de un grupo específico, que también está muy bien acomodado con el Gobierno central, que por otro lado asegura defender al campesinado.

En los últimos años la Alcaldía ha estado construyendo nuevos mercados en los barrios y casi todos están vacíos. Los comerciantes no quieren dejar sus puestos, las calles y el caos que administran muy bien gracias a un esquema mafioso del que se benefician los politiqueros. Pese a las insistencias y a las ofertas que tibiamente hace el Municipio, no hay cómo convencerlos de utilizar esa infraestructura de primer nivel que se ha creado para darles comodidad tanto a los vendedores como al público.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día