Siguenos en:
Jueves
 22 de Agosto de 2019
El dia te recomienda
Tribuna
Lo individual y secreto del voto
Domingo,  7 de Septiembre, 2014

En las actuales circunstancias preelectorales será útil recordar la fórmula universal que en lo político y jurídico se ha adoptado para definir y consagrar el derecho al sufragio, cuyo ejercicio es parte de los atributos de la persona como una prerrogativa inherente a su naturaleza, aparte de que le reconoce de manera amplia su derecho a la participación política. Esa universalidad está en el texto del art. 21 de la Declaración  Universal de los Derechos Humanos (1948) que  no deja dudas: "Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos". Añade en su acápite final que toda autoridad pública basa su legitimidad en la voluntad popular mediante elecciones periódicas por sufragio universal e igual y por voto secreto.

En esta materia la actual Constitución boliviana. (art. 26) recoge tal principio para insertarlo dentro del derecho a la participación política que, según dicha norma, comprende al "sufragio, mediante voto igual, universal, directo, individual, secreto, libre y obligatori…", características ya enunciadas en la Constitución de 1967 (art. 219) aunque con mayor alcance doctrinal cuando proclama al sufragio como base del sistema democrático representativo, "que se funda en el voto universal, directo e igual, individual y secreto, libre y obligatorio…". En todo caso no varían mucho las características del voto señaladas en cada una de las versiones transcritas.

De lo que se trata ahora es de señalar la responsabilidad que debe asumir el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para cumplir su labor con absoluta imparcialidad en las elecciones del 12 de octubre de este año, dados los cuestionamientos públicos que se le han hecho por algunas organizaciones políticas que participarán en dichas elecciones. Y una de las situaciones que debe encarar el TSE es la de que el proceso se desarrolle con estricto apego a la Constitución de modo que haya un veraz ejercicio del derecho al sufragio, individual y secreto.

La individualidad en la emisión del voto y su carácter secreto, aparte de las otras particularidades del derecho al sufragio enunciadas en la norma constitucional, pueden considerarse básicas para su ejercicio. En el momento en que el ciudadano deposita su voto a favor de la persona o de la causa de su preferencia, ve cumplido su deber y realizado su legítimo derecho político. Y a tiempo de hacerlo en forma secreta resguarda su libertad de conciencia que le permite consultar con sus propias convicciones sin que por ello pueda ser objetada su conducta o su decisión. Se comprenderá, en consecuencia, que toda pretensión de instaurar el voto corporativo en las elecciones nacionales, sería contrario al derecho al sufragio, constitucional y universalmente consagrado.

Acerca del autor:
Rene-Baldivieso-
René Baldivieso
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día