Siguenos en:
Jueves
 26 de Noviembre de 2020
El dia te recomienda
Menudencias
De explicaciones peregrinas
Lunes,  24 de Junio, 2013

D e entre los intentos para justificar el "sembradío" presidencial de canchas de pasto sintético, la explicación más peregrina (para usar un eufemismo piadoso) se escuchó un sábado en un programa de diálogo político en una radioemisora de La Paz. Un diputado oficialista por Oruro afirmó que el objetivo presidencial es crear condiciones para hacer de Bolivia una potencia futbolística.

Alguien tendría que explicarle a ese diputado que la gran habilidad de Maradona o Pelé, en el fútbol mundial, o del tupiceño Ugarte y del orureño "fierito" Gutiérrez, en el nacional, nació de las dificultades para dominar la pelota en los potreros. El fútbol es el deporte más popular porque nunca se necesitaron alfombras para practicarlo.

Pero la explicación de ese diputado, nada más que anécdota, viene a caso sólo porque después de mucho tiempo millones de brasileños salieron a las calles para protestar. La última vez fue en los años 80, exigiendo democracia tras 30 años de dictaduras militares.

El pretexto formal es ahora el alza de 20 centavos en el transporte público. El detonante fueron los millonarios gastos para la Copa Confederaciones, la Copa del Mundo y las Olimpiadas. Detonante increíble para semejante explosión allá donde el fútbol es el factor de amalgama social más poderoso. Pero eso es sólo lo formal. Lo real es que la gente se cansó de promesas incumplidas de gobiernos de toda línea política. De la derecha a la izquierda. Y de todo origen social. Del burgués Collor de Mello al sindicalista Lula da Silva hasta la señora Rousseff.

Es que son dramáticos los indicadores sociales de un país cuyos indicadores económicos lo ubican entre las grandes potencias. La imagen de un Brasil encaminado al primer mundo por su economía no coincide con su realidad social.  Los pobres siguen tan pobres como antes. Y son tantos como antes. Más del 20 por ciento en las ciudades y casi el 40 por ciento en el campo.

Los niveles de desigualdad muestran un país casi dividido en partes iguales. Y el desarrollo tecnológico los hace más evidentes y genera nuevos mecanismos de movilización. Y sobre todo genera conciencia de que los pesos del esfuerzo nacional no se distribuyen por igual. El nivel del gasto estatal no justifica la existencia de favelas en que se pasa hambre o se muere por falta de medicamentos. En ellas y sus alrededores nació la protesta de miles de brasileños sin perspectivas de futuro entre los que la crisis comienza a reemplazar al fútbol como factor de amalgama social, frente a una increíble falta de respuestas oficiales que los palacios deportivos no pueden ya ocultar.

Acerca del autor:
Juan-Leon-Cornejo-
Juan León Cornejo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día