Siguenos en:
Jueves
 21 de Noviembre de 2019
Internacional
Alega amenaza a la seguridad nacional
Nuevo veto migratorio de Trump contra musulmanes
Disposición. El bloqueo busca prevenir la infiltración de terroristas extranjeros. Irán, Libia, Somalia, Siria, Sudán y Yemen están incluidos en la nueva lista.
Martes,  7 de Marzo, 2017
Nuevo-veto-migratorio-de-Trump-contra-musulmanes
Ref. Fotografia: Prohibición. Tres secretarios presentaron la medida migratoria. Para Washington, el islam es sinónimo de peligro.

Nada detiene a Donald Trump. Ni los tribunales ni las protestas ni el clamor internacional. El presidente de EEUU volvió a la carga y ha ordenado impedir durante 90 días la concesión de visados a ciudadanos de seis países de mayoría musulmana (Irán, Libia, Somalia, Siria, Sudán y Yemen). 

El nuevo veto, que entrará en vigor el 16 de marzo, elimina de la lista a Irak y trata de evitar un nuevo bloqueo judicial aligerando la carga restrictiva del primero. Pero su núcleo duro sigue activo: suspende 120 días el programa de refugiados y frena el paso a viajeros de países musulmanes alegando una indiscriminada amenaza a la seguridad nacional.

El FBI investiga a 300 refugiados. Los poseedores de visados y de la tarjeta verde (green card) estarán protegidos y podrán viajar al país, según la nueva prohibición para proteger al país de amenazas terroristas.
Se confirma además la reducción del número total de refugiados que serán aceptados en 2017, 50 mil contra los 110 mil concedidos por el gobierno Obama.

Irak es un aliado importante en la lucha contra el Estado Islámico. Ese es el argumento citado por el secretario de Estado, Rex Tillerson, para explicar la exclusión de Irak de la medida.

El ministro de Justicia, Jeff Sessions, dijo que el FBI está investigando a más de 300 refugiados.

La nueva prohibición firmada por Trump, según afirmó, "es un decreto, un ejercicio apropiado de los poderes presidenciales".

Bloqueo racista y antiislámico. Como ya había ocurrido en enero, las reacciones al decreto migratorio surgieron de inmediato.

El Comité Nacional del Partido Demócrata afirmó en una nota oficial que "la obsesión de Trump con la discriminación religiosa es asquerosa".

Este nuevo "bloqueo a los musulmanes es tan inconstitucional como el anterior, y no hará que nuestro país sea más seguro", afirmó la dirección del partido opositor.

El senador Bernie Sanders, exaspirante presidencial por ese partido, manifestó en una nota que es "necesario llamar a las cosas por lo que son. Este bloqueo es una tentativa racista y antiislámica para dividirnos".

El también senador Tim Kaine, excandidato a vicepresidente, señaló que mantener "el estereotipo de que refugiados que huyen de desastres humanitarios son sospechosos, es cruel".

El fiscal general del estado de Washington, Bob Ferguson, quien había logrado la cancelación de los efectos del decreto original de Trump, dijo este lunes a la prensa que su equipo analizaba "cuidadosamente" la nueva orden ejecutiva.

La Casa Blanca niega de forma enfática que los decretos se propongan afectar específicamente a los musulmanes y el gobierno afirma que se propone "proteger a Estados Unidos". 

Detalles de la medida

 

Refugiados. Estados Unidos no aceptará más que 50.000 refugiados en el año fiscal de 2017, informó el Departamento de Seguridad Interna.

visa. Los viajantes que posean una visa válida a la fecha de entrada en vigor del decreto (el 16 de marzo) no serán afectados por la medida y podrán ingresar a Estados Unidos.

Libia, Somalia y Yemen fueron identificados por el anterior gobierno, de Barack Obama, como representando un riesgo.

Nacionalidad. Las personas que sean originarias de los países afectados pero que también posean otra nacionalidad escapan del bloqueo si pueden exhibir un pasaporte válido de un país que no figure en la lista del decreto.

AFP eldia@edadsa.com.bo