Siguenos en:
Sábado
 21 de Septiembre de 2019
Encuentro
Editorial
Un cambio de actitud
Sábado,  21  de Diciembre, 2013

La anunciada campaña de educación y prevención vial para las muy próximas fiestas de Navidad y Año Nuevo, lanzada por la Alcaldía y la Unidad Operativa de Tránsito para disminuir los riesgos de accidentes de tránsito que suelen aumentar esta época por el exceso de consumo de alcohol, viene a ser una medida plausible y desde todo punto de vista necesaria. Por otra parte, se considera que el intento servirá para fortalecer la anhelada formación de una cultura ciudadana en la que están empeñadas las autoridades ediles junto a instituciones ambientalistas y de educación urbana. De hecho, conviene resaltar que pese a otras experiencias, esta campaña debe ser bienvenida de todos modos.
 
Por una parte, porque la creciente confluencia de vehículos públicos y particulares hacia los más importantes centros de expendio popular ha provocado, y seguirá haciéndolo en mayor grado a medida que se acercan las festividades, que el flujo vehicular se convierta en un auténtico problema para todos. En este caos que no parece tener remedio, se manifiesta en toda su crudeza la incipiente cultura ciudadana sobre la necesidad de una ciudad limpia, ordenada y acogedora. La iniciativa “Cambia ya de actitud” se dirige principalmente a los ciudadanos que han olvidado o hacen caso omiso del respeto hacía otros ciudadanos, y a las normativas que rigen la convivencia social.
 
La conducta irrespetuosa de los conductores y peatones hacia la señalización horizontal y vertical de tránsito, provoca no sólo atascos y embotellamientos innecesarios en las arterias viales de mayor flujo, sino también una imagen desoladora de cultura ciudadana que es posible evitar. Un cambio de actitud deviene en una imprescindible y quizás urgente toma de conciencia de las responsabilidades y derechos ciudadanos respecto su propia seguridad. El cambio de actitud hacia la ciudad en que se vive, sus pobladores y autoridades se hace imperativo a medida que Santa Cruz de la Sierra intenta dar el salto hacia la categoría de metrópolis en el proceso de la mancomunidad de municipios.
 
La educación vial a cargo de los “tigrillos”, personajes que interactuarán con los miembros de una familia modelo cruceña, le dará un toque regional a una campaña dirigida a motivar un cambio de actitud ciudadana. Se espera que este cambio se asuma también en aquellos grupos de amigos que van en sus propios motorizados a festejar y consumir bebidas alcohólicas. La iniciativa “Conductor asignado” intenta influir para que una persona, del grupo de amigos, sea la responsable de mantenerse sobria y así conducir el motorizado. Con el “conductor asignado” se pretende crear una cultura de la responsabilidad ciudadana para evitar accidentes de tránsito por consumo de alcohol.
 
Sin duda, la conducción peligrosa de motorizados por exceso de consumo de alcohol tiene lugar justamente en fechas festivas, como son la Noche Buena y la Noche Vieja, ocasiones en que entusiasmados ciudadanos visitan a familiares y se reúnen con amigos para celebrar en grande. En previsión de los accidentes de tránsito es que las iniciativas “Cambia ya de actitud” y “Conductor asignado” cobran importancia si las autoridades ediles y de Tránsito se empeñan en esta labor de educación vial con gran dosis de voluntad y paciencia. Sin embargo, para el éxito de la campaña, a corto y largo plazo, la ciudadanía debe asumir la necesidad de forjar una cultura por su seguridad y bienestar.

Si las autoridades ediles y de Tránsito se empeñan en la educación vial con voluntad y paciencia, la campaña puede ser exitosa. Pero, más pronto que tarde la ciudadanía debe asumir la necesidad de una cultura por su seguridad y bienestar.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día