Siguenos en:
Martes
 10 de Diciembre de 2019
Deportes
Mosquera metió atrás a su equipo
Royal Pari gana, pero raspando
Análisis. Sacó a Milano, dueño del medio, para meter a un defensor. Finalizaron pidiendo tiempo.
Viernes,  15  de Febrero, 2019
Royal-Pari-gana,-pero-raspando

El debut de Royal Pari en la Copa Sudamericana a simple vista pudiera decirse que fue ideal por la victoria; sin embargo, tomando en cuenta que vale el gol de diferencia en este torneo, le bastaría ganar 1-0 a Monagas en Venezuela para eliminar a los cruceños. Eso hace que el sabor del triunfo tenga un "saborsingo" amargo. Los inmobiliarios empezaron con un descuido que les costó el gol, su reacción fue rápida y empataron, llegaron al segundo gracias a la presencia en el mediocampo, pero terminaron en su arco pidiendo tiempo porque los venezolanos se le vinieron encima y casi empatan.

Los descuidos cuestan caro. El equipo de Roberto Mosquera sabe manejar los tiempos y los pases cortos para salir desde abajo, esa es una virtud que pocos clubes nacionales tienen. La concentración y la técnica son fundamentales, por eso no tiene que haber margen de error ya que la virtud pasaría a ser un defecto y jugaría en contra. Eso le pasó a Royal Pari a los tres minutos. Perdieron el balón en el medio sector, dejaron que Monagas ataque por la banda izquierda, bastaron dos pases para descolocar a la defensa y dos rebotes para marcar el 1-0. "Tenemos que trabajar en el nivel de distracción, no nos pueden hacer un gol tan temprano", afirmó el propio Mosquera., añadiendo además que muchos de sus dirigidos juegan por vez primera una copa internacional. 

Saben reaccionar. Pese a esa desconcentración en los inmobiliarios, el trío de extranjeros (Mauro Milano, John Mosquera y Thiago Ribeiro) hicieron de las suyas para volver a los venezolanos a la realidad: estaban frente a un equipo que sabe manejar tiempos (siempre y cuando no se desesperen). A partir de este momento, tomaron posesión del medio sector y opacaron el juego de Monagas. ¿El resultado? Milano puso el 2-0 en el ocaso del primer tiempo.   

Un cambio que no se explica. Mosquera sacó a Milano a los 69' y puso a Cristhian Coimbra en el fondo. El argentino era el que tenía el balón y ponía en aprietos a los visitantes. Esto permitió que las opciones de llegar al arco rival se acorten, al mismo tiempo que el juego de la visita creció. Previo a esto, hubo otro cambio discutible. Rodrigo Cabrera fue cambiado por Guimer Justiniano, esto quitó proyección por la banda izquierda. Bajo este panorama, el  ofensivo esquema 4-5-1 pasó a ser un defensivo 5-5-1, que casi le cuesta el partido a Royal Pari. La entrada de Coimbra fue para cuidar un resultado ajustado, que no permite quedarse tranquilo para la vuelta. Al final, se terminó con un equipo encajonado atrás y pidiendo tiempo.  

6 Disparos al arco
tuvieron los venezolanos. Royal pudo hacerlo en tres oportunidades.

"La misma Copa Sudamericana te trae responsabilidad y ansiedad. En el próximo partido vamos a mostrar una madurez diferente".

Roberto Mosquera
Director Técnico de Royal Pari

"Jugamos un muy buen partido a pesar de los goles. Siempre estuvimos bien parados, quisimos proponer. La intención de nosotros era puntuar".

José Manuel Rey
Directo Técnico de Monagas

El análisis de cada jugador

Jorge Araúz. Es indiscutible el nivel del portero. Bien parado y seguro. Tapó tres disparos que pudieron marcar la diferencia en el partido. 

Marco Barrios.  En el primer tiempo no tuvo mucha participación. En el segundo fue el lateral con más proyección. Faltó precisión en los pases a sus compañeros.

Alan Loras. El otro central también inició dudoso. Pero se fue reafirmando en la saga. Cortó jugadas al contrincante y marcó de cerca a los delanteros.

Mariano Brau. El capitán empezó dubitativo en el primer tanto. Luego fue una importante en la marca y el robo de balón al rival. 

Rodrigo Cabrera. Fue el de mayor penetración por la izquierda en el primer tiempo. Por esa banda llegó el gol de Ribeiro. Jugó bien.

José Luis Chávez. Su experiencia en la contención fue esencial. Estuvo atento a las jugadas y a deshacer el ataque del rival. A lo último se lo vio cansado.

Thiago Ribeiro. Es otra de las piezas fundamentales en el equipo. Estuvo seguro y alimentó a sus compañeros en el ataque. Corrió en todo el partido. Gran labor.

Pedro Siles. Gracias a él llegó el segundo tanto. Le faltó encarar el arco rival y disparar con más confianza. al final fue sustituido por cansancio.

Saulo Guerra. Cada vez que tocó y se juntó con sus compañeros marcó la diferencia. Cuando se desesperó no funcionó y perdió balones.

Mauro Milano. Se adueñó del mediocampo. Puso en aprietos a los venezolanos. Generó peligro y tuvo chance de seguir marcando. Fue uno de los mejores del partido.

John Mosquera. Experto en pivotear, aguantar la marca, descolgar y desmarcarse, al colombiano tuvieron que hacerle faltas para pararlo.

Guimer Justiniano.  Fue un central más y se acabaron los ataques hacia el rival por su banda. Perdió el balón en el medio. Un regular cotejo.

Cristhian Coimbra. Seguro en la marca, cortó el juego del rival. Fue preciso en los toques y no desentonó con sus compañeros.

Matheo Zoch. Se lo vio desesperado cuando tuvo el esférico. Le falta calmarse, pensar y proyectarse en el ataque.