Siguenos en:
Domingo
 22 de Julio de 2018
Portada
Falta de policías une a vecinos por la seguridad
En el Barrio Libertad y Los Lotes sus moradores hacen turnos para preservar la tranquilidad de la comunidad
Sábado,  18 de Agosto, 2012
Falta-de-policias-une-a-vecinos-por-la-seguridad
Ref. Fotografia: Unidos. Cansados de la indiferencia de las autoridades ante sus problemas, vecinos del barrio Libertad crearon su propia patrulla.

Luchar contra la imperante inseguridad no es una tarea sencilla para las autoridades policiales que en pocos casos logra abastecer a la demanda de los vecinos debido a la falta de personal y logística para enfrentar la ola delincuencial.

En ese sentido, en muchos casos como en el barrio Libertad, ubicado fuera del octavo anillo, así como en el barrio Los Lotes, situado más allá del sexto anillo de la ciudad, los vecinos han visto por conveniente unirse para complementar e incluso sustituir las labores de las fuerzas del orden a través de sus propios medios.

Lograron la compra de un vehículo para patrullar. En el caso del barrio Libertad, los vecinos trabajan en conjunto desde hace tres años para preservar la tranquilidad de las familias vivientes, pues según afirman su ubicación, en los límites del municipio cruceño y Cotoca, hacen que las autoridades hagan poco o nada por ellos. “Nuestra iniciativa surgió ante la impotencia que sentimos cuando los módulos policiales de Santa Cruz y Cotoca se deslindaban de nosotros como responsabilidad. Nos tenían como pelotas de ping pong”, dice Venerable Huanca, dirigente del barrio.

El hombre cuenta que gracias a la colaboración y unidad de sus compañeros a través de la creación de kermeses, rifas y ayudas de políticos lograron comprar su propio vehículo, una vagoneta tipo Runner que es usada para patrullar la zona.
“Tenemos todo lo necesario como palos, sogas y machetes, para frenar a los ladrones, pero aún así es necesaria la ayuda de las autoridades porque hace falta una carceleta que es nuestra meta”, manifiesta

Jóvenes lideran las campañas en pro de la seguridad. Por otra parte, al lado sur de la ciudad, específicamente en el distrito 12, son los jóvenes los que promueven las campañas de seguridad ciudadana.

Desde hace cinco años, un grupo de adolescentes movilizados por Manuel Salvador, gestó la idea de agrupar a sus compañeros en brigadas para turnarse noche a noche y de esta manera frenar la ola delictiva que afectaba de manera preocupante en esta zona. “La idea surgió al ver que nuestros propios amigos estaban echándose al desperdicio a través de las pandillas. De esa manera primero motivamos a los jóvenes para hacer el bien y no el mal a la vecindad", cuenta el joven y asegura que costó.

“Fue un reto, que no fue fácil pero tampoco imposible, hoy se ven los resultados", expresa orgullosamente mientras destaca los logros que  hacen sobresalir la unidad de su vecindario.

Además de tener una brigada vecinal estable que patrulla diariamente por los diferentes barrios de la zona, la misma también es útil en casos de emergencias de salud por epidemias u otro tipo de inconvenientes que tienen que ver con el bienestar social. “Las brigadas son muy útiles y beneficiosas para chicos y grandes, pues salimos ante cualquier necesidad que tenga el vecino sea de seguridad o salud como el dengue y la rabia”, expresa Salvador que promueve otras actividades educativas.

Aprenda a prevenir

Por
Ing. Juan Carlos Galarza
Analista de Seguridad

Seguridad para sus tarjetas de crédito

El robo o estafa mediante tarjetas no es novedoso.  Ya hace muchos años se tenía conocimiento de una forma rudimentaria llamada “lazo libanés” que consiste en alterar los cajeros automáticos (ATM-Automatic Teller Machines), de modo que “atrape” o atasque la tarjeta haciendo pensar al usuario, que el cajero ha retenido el plástico por alguna razón válida. Luego el delincuente retira la tarjeta y hace uso de ella.  Para este tipo de robo es indispensable que se conozca el PIN (Personal Identificaton Number) o clave secreta de la tarjeta.  Esto se puede realizar por medio de engaños o pretendiendo ser un buen samaritano que intenta ayudar.

Una forma más avanzada es el Skimming o Carding (clonación), que consiste en la copia de los datos de la tarjeta utilizando pequeños dispositivos lectores de la banda magnética.  También es necesario que se conozca el PIN para poder realizar el posterior robo, para este efecto se utilizan cámaras ocultas o teclados ultradelgados sobrepuestos a los teclados de los cajeros.

El Skimming también puede ser realizado en comercios (POS-Point Of Sale) y puntos de venta, por dependientes inescrupulosos que pueden, en forma discreta, hacer pasar la tarjeta por un dispositivo de copia. Para que esta tarjeta clonada pueda ser utilizada, también es necesario conocer el PIN. (Cámaras ocultas o cómplices que se dan modo de ver la clave digitada)

En el caso de las tarjetas de crédito, el tema es más riesgoso aún.  Basta con tener una tarjeta clonada para realizar compras en comercios. (No se requiere el PIN)   No así para realizar retiros de efectivo en cajeros. (Si se requiere el PIN)
Un par de recomendaciones:

1. Cuando reciba o cambie su PIN memorícelo. No lo apunte en la misma tarjeta u otro lugar.

2. Cambie el Nro de PIN con regularidad y no lo comparta con nadie.  Piense que el PIN es como el cepillo de dientes: Es de uso estrictamente personal y debe ser cambiado cada cierto tiempo.

Acerca del autor:
Marciana-Soliz-Roca-
Marciana Soliz Roca
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día