Siguenos en:
Sábado
 28 de Marzo de 2020
Portada
Se pierde alrededor de $us 60.000 por hacienda
Plagas matan sembradíos de girasol
Pérdida. Productores de Cuatro Cañadas esperan por lo menos recuperar el capital invertido en los sembradíos. La situación es similar en otras zonas del departamento.
Martes,  10 de Julio, 2012
Plagas-matan-sembradios--de-girasol-
Ref. Fotografia: Plaga. Hipólito Puma, encargado de la Hacienda "San Jorge" muestra los sembradíos de girasol afectados por la plaga alternaria, estos se extienden por toda la propiedad en Cuatro Cañadas./Regis Montero.

Los sembradíos de girasol en Santa Cruz, están siendo afectados por dos plagas que como nunca antes, están  atacando al mismo tiempo.

Estas son la “Sclerotinia” que es un hongo que produce esclerocios (costras dañinas) sobre los tejidos afectados de la planta, que luego produce la caída de hojas y tallos; y la “Alternaria” que produce manchas en la planta, las vuelve color marrón y las quema. La primera plaga se produce a causa de la gran humedad que hubo en la región, debido a las recurrentes lluvias, y la segunda es una plaga común, que se puede atacar con fungicidas, pero que se vuelve letal cuando ambas atacan juntas.

En los últimos años la sequía ha sido el principal problema de la producción de girasol, pero en esta primera campaña del año, la culpable es la humedad que ha jugado una mala pasada a los productores, que han visto mermar su producción hasta en un 50%, en algunos casos. La situación se está dando a nivel general y no en una zona especifica, según los productores.

Hacienda San Jorge . Ubicada en la localidad de Cuatro Cañadas a 100 km de Santa Cruz de la Sierra, esta hacienda ha perdido casi el 50% de sus sembradíos, por estas plagas. Así lo informó Hipólito Puma, encargado del lugar, quien manifestó que esta ha sido una de las peores campañas de los últimos años, por lo que esperan al menos recuperar el capital invertido. Asimismo, la hacienda entrega el grano del girasol a la aceitera Fino, por lo que ahora verá mermada sus ganancias.

Tomando en cuenta que la propiedad tiene una superficie de 800 hectáreas, de las cuales casi la mitad ya no sirve, y que en cada hectárea se ha perdido entre $us 100 y 150, se calcula que aproximadamente las pérdidas suman alrededor de $us 60.000. Si bien estos datos no son oficiales, dan una idea del daño y la situación por la que están atravesando los productores de girasol en todo el departamento. La situación de las fincas aledañas a la zona, como Agronaciente, Panamá, Deza, entre otras, es muy similar.

"Esperamos por lo menos recuperar el capital invertido en los sembradíos. Esta es una de las peores campañas en los últimos años, comparada quizás con la de hace unos siete años", expresó Puma.

En tanto que Erwin Antelo, gerente de Producción la Hacienda "San Jorge", dijo que en la zona, todas las haciendas se encuentran en problemas, en peor o menor medida, por ello 12 empresas de la zona que siembran girasol, trigo y sorgo, entre otros, se reúnen mensualmente para intercambiar información, analizar sus problemas y buscar soluciones para tratar de paliar las plagas que aparecen durante todo el año.

El coordinador de este grupo, es Carlos Paz, quien comentó que la situación se ha agudizado en las últimas semanas y espera que estas se solucionen.

Repunte y caída. Según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) durante la gestión 2011, los cultivos de girasol tuvieron un repunte, de 142.525 hectáreas con una producción de 152.649 toneladas en 2010, a 216.818 hectáreas con una producción de 194.044 toneladas en la pasada gestión, por lo que algunos  inversionistas creen que la mala producción por la que se está atravesando en esta campaña, puede ser cubierta por la del año pasado.

Queda esperar. Por el momento, lo único que le queda a los productores de girasol es esperar que pase el tiempo, ya que se calcula al menos 20 días para que la cosecha, termine de secarse y "morir", para que se puedan sacar estas plantas con maquinaria y empezar una nueva siembra. Además, toman en cuenta que se debe tener cuidado con la  Sclerotinia, ya que esta deja caer granos al suelo, que en un futuro podría volver hacer aparecer la plaga de acuerdo al clima. Por ello, solo les queda resignación a que la próxima siembra sea más positiva.

Poca o ninguna ayuda. Por su parte, el presidente de la Asociación de Productores Oleaginosas y Trigo (Anapo), Demetrio Pérez, señaló que han pasado situaciones peores en otros rubros, y que nunca han recibido ayuda directa por parte de las autoridades, por lo que no espera que en esta ocasión suceda lo mismo con los productores de girasol. Además de indicar que lo ideal para contrarrestar estos problemas es contar con variedades, para conocer cuáles son más tolerantes a algunas de las enfermedades que se puedan presentar.

Anapo no cuenta con una estadística de cuántos cultivos y en qué superficie están afectados, pero Pérez asegura que la situación es similar a nivel general, es decir que en todas las zonas de cultivos del país la situación es parecida.

Exportaciones. En cuanto a exportaciones este producto no ha tenido muy buenas cifras monetarias en los últimos años, ya que estas fueron descendiendo. Según datos del IBCE, el girasol produjo en 2008 el monto de $us 157 millones, el 2009, $us 129 millones; el 2010, $us 123 millones y en 2011 solo llegó a $us 75 millones, aunque en cuanto a toneladas y producción tuvo una pequeña subida ese mismo año. Es por eso que con la situación actual los productores no son muy optimistas en este tema.

Pasado julio comenzará la campaña de verano, aunque en esta no se siembre girasol en mayor número, sino soya y maíz, los agricultores esperan que el clima no les juegue una mala pasada, como lo hizo con los sembradíos de girasol, además de que no solo fueron estas plagas, sino que en algunas zonas del norte cruceño también las aves "totaquis", hicieron de las suyas comiéndose el girasol.


Punto de vista

"El problema es en todas las zonas de producción"

Antes nos afectaba la sequía, ahora nos está afectando la humedad, producto de la gran cantidad de lluvia que ha caído, hemos tenido problemas de enfermedades en los cultivos a nivel general en todas las zonas de producción del departamento, de seguro que va afectar a la producción total, aunque aún no se lo puede calcular. Es difícil combatir esto, porque es algo que viene con el clima, pero lo ideal sería tener variedades de plantas, para observar cuál es más resistente a la Sclerotinia y la Alternaria, que son las dos plagas más comunes. No se puede hacer más, si antes que estábamos en peores situaciones con sequías nadie nos colaboraba, ahora no va a pasar algo diferente.

Demetrio Pérez
Presidente de Anapo

Marcelo Campos Vélez mcampos@edadsa.com.bo