Siguenos en:
Miércoles
 22 de Mayo de 2019
Portada
Influenciado por Hemingway y Faulkner
El mago que encantó al continente con su pluma
García Márquez es el ícono de una generación histórica de escritores latinoamericanos.
Martes,  6 de Marzo, 2012
El-mago-que-encanto-al-continente-con-su-pluma
Ref. Fotografia: Espacio. Una enorme biblioteca, que también contiene muchos discos de música, su otra pasión, son parte de su oficina en el Distrito Federal mexicano.

Gabriel García Márquez, el mago, el nobel colombiano que hipnotizó al mundo con sus historias desde un pueblecito del Caribe, cumple hoy 85 años. Y, para celebrarlo, su libro más emblemático, "Cien años de soledad", estará ese mismo día en formato digital, otra fantasía para los de Macondo.

Y es que, además, se cumplen 45 años de la publicación de "Cien años de soledad", la obra que nació en Macondo, ese territorio fabulado por uno de los mejores escritores del mundo en torno a la saga de los Buendía, en un Caribe lleno de supersticiones, fantasmas, angustias y alucinaciones, donde todo puede ocurrir bajo la lluvia y donde nada es imposible.
"Cien años de soledad" -traducida a casi todas las lenguas del mundo y que García Márquez considera su obra "mítica" pero no la más importante, porque ese honor se lo reserva a "El amor en los tiempos del cólera"- estará en la web, por 5,99 euros (7,8 dólares), en la editorial digital Leer-e (www.leer.es) en colaboración con Ramdom House Mondadori, que tiene los derechos en papel.

La historia comienza en un pequeño pueblo. Nacido en Aracataca, en la costa caribe de Colombia, el 6 de marzo de 1927, Gabriel García Márquez "Gabo" vive en México desde hace décadas y lleva tiempo sin escribir, tras haber padecido una grave enfermedad (cáncer linfático).

Pero, desde su primera novela, "La hojarasca", publicada en 1955 -antes había escrito cuentos y algunos los publicó en El Espectador-, hasta su última y breve novela, "Memoria de mis putas tristes", de 2004, e incluso ese librito que salió en 2010 con sus textos escritos para leerlos en público: "Yo no vengo a decir un discurso", lo que García Márquez ha conseguido es hacer a la gente más feliz, gozar con la música de sus palabras en medio de un mundo hostil y gris.

Con "El coronel no tiene quién le escriba", "Los  funerales de la Mamá Grande", "La increíble historia de la cándida Eréndira", "El otoño del patriarca", "Crónica de una muerte anunciada", "Del amor y otros demonios", "Noticias de un secuestro" o el primer volumen de sus memorias, "Vivir para contarla", García Márquez ha hipnotizado a sus lectores desde la primera página y no los ha dejado marchar.

Una escritura de mago porque, como ha explicado en muchas ocasiones, "la escritura es un acto hipnótico"; el escritor dice que debe conseguir que el lector no despierte, algo que lleva mucha carpintería detrás, como él reconoce.

La influencia de Hemingway y Faulkner. Alimentado en sus primeros tiempos por Hemingway y Faulkner y por el resto de los escritores del sur de Estados Unidos, en los que vio mucha concomitancia con su pueblo bananero de Aracataca, el autor de "Relato de un náufrago" encontró en su infancia y en toda su vida el mejor material para su literatura.
La cultura popular, las mujeres de las que siempre estuvo rodeado desde pequeño y las historias de sus abuelos -García Márquez se crió con los maternos (Tranquilina y el coronel Márquez Mejía) hasta los ocho años, cuando conoció a su madre, Luisa Santiaga- han alimentado el corazón de este poeta de la prosa que dice escribe para que le quieran un poquito más.

Un collar de conmemoraciones. Algo que verdaderamente ha conseguido al traspasar todas las fronteras con su verbo torrencial con sabor a trópico y a música y su declarado compromiso político y social. Siempre ha sido un gran mediador, aunque algunos no le perdonen (entre ellos Mario Vargas Llosa, además de por otros desencuentros personales) su relación con Fidel Castro.

Pero es que, como explica la biografía sobre García Márquez y autorizada por él, escrita por el británico Gerald Martin, "Gabo no es un lacayo de los políticos, pero la amistad para él es sagrada, como la lealtad y la coherencia".

La celebración del cumpleaños de García Márquez no termina hoy, porque este año está lleno de festejos pues también se cumplen 30 años de que la Academia sueca le entregara el Premio Nobel.

Su collar de conmemoraciones: 65 del primer cuento, La tercera resignación, 45 de Cien años de soledad, 30 del Premio Nobel y 10 de haber empezado a publicar sus memorias, "Vivir para contarla".

Inicios
El 13 de septiembre de 1947 publica su primer cuento

Así como "Cien años de soledad" no existiría sin aquellos primeros años con sus abuelos donde está el manantial de su literatura, tampoco toda la obra del periodista, escritor y guionista colombiano sería lo que es sin La tercera resignación, el primer cuento que publicó. Fue hace 65 años en el diario El Espectador, el 13 de septiembre de 1947. Tenía 20 años, se había graduado de bachiller. Cuando lo vio publicado, su primera reacción fue "la certidumbre arrasadora de que no tenía los cinco centavos para comprar el periódico". Porque en una página, debajo de unas letras de molde que decían Gabriel García Márquez, estaba el big bang de un universo literario que empezaba con estas palabras: "Allí estaba otra vez ese ruido. Aquel ruido frío, cortante, vertical, que ya tanto conocía; pero que ahora se le presentaba agudo y doloroso, como si de un día a otro se hubiera desacostumbrado a él..."./elespectador.com.

"Gabo no es un lacayo de los políticos, pero la amistad para él es sagrada, como la lealtad y la coherencia".

Gerald Martin
Biógrafo

"Hablar con García Márquez y Mercedes siempre que venían a Cuba se convertía en una receta contra las fuertes tensiones que vivía un dirigente revolucionario".

Fidel Castro
Expresidente de Cuba


Las amistades polémicas igual hacen parte de su leyenda

La amistad entre Gabriel García Márquez y Fidel Castro y su posición política de izquierda es más que conocida. Pero así como se puede pasar unos días tomando ron con el líder cubano, el “Gabo” recibe los mimos de su compatriota Shakira, otra megaestrella. Asimismo, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, identificado como un político de derecha, se ufana de ser su amigo.

Tanto Shakira como Santos han visitado a “Gabo” en México, país donde fijó su residencia desde hace muchos años.

Así como sus amistades, también es mítica su enemistad con su examigo, Mario Vargas Llosa, ahora también premio Nobel.

El Día/Agencias eldia@edadsa.com.bo
    2 Fotos
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día