Siguenos en:
Lunes
 22 de Julio de 2019
Portada
Conflicto armado
Estados Unidos moviliza a sus socios contra los yihadistas y Siria advierte sobre ataques
El anuncio el miércoles por el presidente estadounidense, Barack Obama, de extender su acción contra el EI de Irak a Siria ha cambiado la dimensión del conflicto.
Jueves,  11 de Septiembre, 2014
Estados-Unidos-moviliza-a-sus-socios-contra-los-yihadistas-y-Siria-advierte-sobre-ataques

El secretario de Estado John Kerry se reunía este jueves en Arabia Saudita para movilizar a los aliados de Estados Unidos en la región para "destruir" al Estado Islámico (EI) en Irak y Siria, pero Damasco advirtió contra los ataques sin su consentimiento.

El anuncio el miércoles por el presidente estadounidense, Barack Obama, de extender su acción contra el EI de Irak a Siria ha cambiado la dimensión del conflicto.

Irak y la oposición siria, los principales beneficiarios de la ayuda estadounidense frente a este grupo sunita extremista y autor de actos atroces, celebraron el anuncio de Obama, pero el gobierno sirio advirtió que una acción "sin el consentimiento del gobierno sirio sería un ataque a Siria".

"Nuestro objetivo es claro: vamos a degradar y destruir al EI", una "organización terrorista que no tiene otra visión que la masacre de todos los que se oponen a ella", dijo Obama en un mensaje televisado el miércoles por la noche, en la víspera del aniversario de los atentados del 11 de septiembre.

"No dudaré en actuar contra el EI en Siria como en Irak", afirmó. El presidente norteamericano sigue descartando, no obstante, el despliegue de tropas terrestres.

Washington también reforzará el ejército iraquí y enviará más ayuda militar a los rebeldes sirios moderados.

Obama anunció asimismo una "amplia coalición para aniquilar esta amenaza terrorista", principalmente con los socios de Estados Unidos en Oriente Medio, cada vez más preocupados por el ascenso del EI, que declaró un "califato" a caballo entre Siria e Irak.

- Puesta en marcha del plan -

La reunión entre Kerry con sus homólogos de las monarquías de Golfo (Arabia Saudita, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Omán Catar), Líbano, Egipto, Jordania, Irak y Turquía comenzó este jueves en Yedá para definir la puesta en marcha del plan estadounidense.

Washington pretende "reforzar (sus) bases" en el Golfo y aumentar "los vuelos de vigilancia", dijo un responsable del departamento de Estado. Arabia Saudita será el "elemento clave de la coalición por su tamaño, su peso económico y su alcance religioso con los sunitas", explicó.

"Turquía no participará en ninguna operación armada, sino que se concentrará totalmente en las operaciones humanitarias", confirmó a la AFP antes del inicio del encuentro una fuente gubernamental bajo condición de anonimato, aunque indicó que Ankara podría autorizar el uso de la base militar de Incirlik (sur) para operaciones logísticas.

Varios países europeos también han ofrecido su apoyo a Estados Unidos. El presidente francés, François Hollande, viajará el viernes a Irak y podría participar en los ataques aéreos en este país "si es necesario".

Por el contrario, el ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, dijo este jueves en Berlín que Reino Unido "no va a tomar parte en ningún ataque aéreo en Siria", aunque no descartó participar en Irak.



Hasta ahora, Obama había insistido en pasar página tras 10 años de guerra en Irak, de donde las tropas de EEUU se retiraron en 2011.

Desde el 8 de agosto ha llevado a cabo más de 150 ataques aéreos que han sido determinantes a la hora de permitir al ejército recuperar territorios controlados por el EI.

La posición de Washington en Siria es más delicada, ya que se enfrenta a un enemigo común al presidente Asad.

La Coalición Nacional de la oposición siria saludó el anuncio y pidió acciones contra el régimen de Asad, considerando su caída una condición necesaria para tener una "región estable y sin extremistas".

Sin embargo, el ministro sirio de Reconciliación Nacional, Ali Haidar, dijo este jueves que "cualquier acción de cualquier tipo sin el consentimiento del gobierno sirio sería un ataque a Siria". "Hay que cooperar y coordinar con Siria y obtener su aval para cualquier acción sobre su territorio, ya sea militar o no", agregó.

Rusia consideró que "sin una decisión apropiada del Consejo de Seguridad de la ONU, una iniciativa de este tipo constituiría un acto de agresión, una violación flagrante (...) del derecho internacional", declaró el portavoz del ministerio de Exteriores ruso.

Sobre el terreno,los 45 cascos azules secuestrados el 28 de agosto en los altos del Golán en Siria fueron liberados este jueves y se encontraban en "buenas condiciones", según un portavoz de la ONU.

 

Por su parte, el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, descartó hoy una participación de su país en ataques aéreos contra el terrorismo del Estado Islámico (EI), pese al compromiso de Alemania con la alianza internacional impulsada por EEUU.

"No se ha requerido de nosotros este tipo de apoyo ni estaríamos dispuestos a hacerlo", indicó Steinmeier, en un encuentro con su homólogo británico, Philip Hammond en Berlín, después de que ayer el presidente estadounidense, Barack Obama, presentara su ofensiva para combatir al EI.

El ministro alemán recordó que la participación de su país en esa alianza se concretará en el envío de armas y suministro a las tropas kurdas, así como en la ayuda humanitaria, al tiempo que insistía en que toda intervención debe estar "apuntalada" en la búsqueda de soluciones políticas al conflicto.

El suministro de armamento y munición "no es algo menor", añadió, sino que responde a "nuestro alto grado de responsabilidad" en la alianza auspiciada por Obama.

El pronunciamiento de Steinmeier sigue a una declaración del portavoz de Exteriores del grupo parlamentario conservador, Philipp Missfelder, partidario de una participación más activa de Alemania en la lucha contra el yihadismo, sea en operaciones de vigilancia aérea o en la instrucción militar.

El mismo Missfelder, de la Unión Cristianodemócrata (CDU) que preside la canciller Angela Merkel, descartó en cambio toda participación en un contingente de tropas de tierra.

El Ejecutivo alemán aprobó el pasado día 1 el envío de armas y munición al norte de Irak, algo que supone una ruptura de la línea hasta ahora mantenida por Berlín de no autorizar los suministros armamentísticos a zonas en conflicto

La propia Merkel ratificó ayer, en una intervención ante el Bundestag (Parlamento), su apoyo a una alianza internacional contra el terrorismo del EI y defendió la decisión de su Gobierno de incrementar la ayuda humanitaria para Irak y de armas a las tropas del Kurdistán iraquí.

La canciller subrayó el acuerdo de Estados Unidos, la UE y muchos países árabes para combatir al EI y advirtió de que la lucha contra el terrorismo yihadista será larga.

El primer envío de material militar alemán -cascos, chalecos antibala y equipos de detección y desactivación de minas- ya ha llegado a la región autónoma del Kurdistán iraquí, y a lo largo de este mes se procederá a transportar a la zona el armamento acordado.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día