Siguenos en:
Lunes
 21 de Octubre de 2019
Portada
Diplomacia
Bolivia espera de Kerry "respeto" para mejorar su relación con Estados Unidos
Jueves,  27  de Diciembre, 2012
Bolivia-espera-de-Kerry--respeto--para-mejorar-su-relacion-con-Estados-Unidos
Ref. Fotografia: El presidente Barack Obama (i), designó el pasado 21 de diciembre al senador demócrata y excandidato presidencial John Kerry (d) como su nuevo secretario de Estado, en la Casa Blanca en Washington DC. EFE/Archivo.

El vicepresidente Álvaro García Linera, expresó hoy su deseo de que el próximo secretario de Estado de EE.UU., el senador John Kerry, comprenda que el país solamente espera "respeto" para mejorar las relaciones bilaterales.

"Ojalá que el nuevo secretario de Estado, Kerry, que parece una persona interesante, una persona de un pensamiento más amplio, más abierto, logre entender lo que quiere Bolivia y lo que quiere cualquier país soberano del mundo: respeto a su vida política, a su vida institucional", señaló el vicepresidente en rueda de prensa.

Agregó que si eso se garantizara, "las cosas fluirían de una manera extraordinaria", pero "si no hay respeto, si se sigue con mecanismos de guerra ideológica de baja intensidad a través de ONG, a través de 'lobbies' políticos que forman grupos de opinión, va a encontrarse con una actitud molesta del Gobierno boliviano".

Las relaciones bilaterales están dañadas desde septiembre de 2008, cuando se produjo una expulsión mutua de embajadores, después de que el presidente boliviano, Evo Morales, acusara al entonces embajador estadounidense, Philip Goldberg, de conspirar contra su Gobierno, denuncia rechazada por Washington.

El vicepresidente ratificó hoy esas acusaciones al asegurar que "se expulsó a un embajador por entrometido político, porque se metía en los asuntos internos de Bolivia y fue parte de la conspiración golpista de 2008" y lamentó que Estados Unidos "no ha reconocido del todo su actitud intervencionista" frente a Bolivia.

Señaló que el Gobierno de Morales desea "mejorar mucho más" las relaciones con Washington, pero para ello se requiere "un cambio de actitud" que implica el respeto demandado por su país.

EFE