Siguenos en:
Domingo
 21 de Abril de 2019
Santa Cruz
Entre el 2010 y 2018 de este periodo de Gobierno
Campaña, difundir gestión de Evo le costó al país Bs 5.396 millones
Apunte. El 55% de total del gasto millonario en comunicación y publicidad gubernamental fue del gobierno central. En tanto, otros 24,4% fueron a la administración de medios estatales.
Domingo,  13  de Enero, 2019
Campana,-difundir-gestion-de-Evo-le-costo-al-pais-Bs-5.396-millones-

El histórico e inusual despliegue de medios estatales durante los 365 días, acompañando en la cobertura, de cada acto político y de gestión que el presidente Evo Morales realiza en su recorrido por el país, tiene una explicación que lo  sustenta. Entre el 2010 y 2018, en base a la información que genera el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas (MEFP) se da cuenta que el gasto en la difusión de la gestión del gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), se gastó alrededor de Bs 5.396 millones, constituyéndose en una cifra superior a los recursos destinados en salud y casi en el doble respecto a educación.  

Según el análisis del economista Julio Linares, en base a las cifras generadas por MEFP, se deduce que de esos Bs 5.396 millones, considerados como gastos en comunicación y publicidad del gobierno, el 55% corresponde al uso de los recursos  del gobierno central con alrededor de Bs 2.970 millones y solo el 24,4% pertenece a la administración de medios estatales, entre ellos Bolivia Tv, Agencia Boliviana de Información (ABI) y periódico Cambio, con Bs 1.318 millones. Y las transmisiones gubernamentales ocupan el 8,4, con una cifra de 458 millones.

Motivados por el caudillismo. El culto a la personalidad del Presidente, basado en el imaginario de que solo una persona es capaz de conducir el país, la construcción de enemigos internos y externos, y un discurso extremadamente nacionalista, se plasman en la utilización de todos los medios de comunicación posibles y el establecimiento de una gran estructura de medios estatales y paraestatales al servicio del Caudillo, describe Linares.

"Lamentablemente esto denota que la propaganda no es más que un disfraz que en el fondo engendra corrupción, gastos discrecionales y dispendiosos. Todo esto basado en un endiosamiento del presidente Evo Morales, en un afán de mostrar una figura casi sobrenatural, insustituible y si es posible sacrosanta", señala Humberto Vacaflor, periodista y crítico de la gestión del presidente Morales.

De cualquier manera esa decisión política de posicionar al caudillo, argumenta el economista Jimmy Osorio, requiere del uso de millonarios recursos estatales, que se convierten en prioridad de Estado y se sobreponen al gasto en otras necesidades imperiosas de la ciudadanía", argumenta el experto.

"Sabíamos lo que estaba haciendo el gobierno. Estos montos nos vienen a demostrar cómo se repartieron esos recursos, donde quienes se beneficiaron fueron algunos medios leales al gobierno, además de los medios estatales", enfatiza Vacaflor.

Los pormenores de las cifras. De acuerdo a la partida presupuestaria del PGE (Presupuesto General de la Nación) N° 25500, de Publicidad, describe Linares que estos son “gastos por concepto de avisos en radiodifusoras, televisión, periódicos, internet, contratos publicitarios y promociones por algún medio de difusión, incluye material promocional, informativo, gigantografías, imagen institucional y/o comercial, y otros relacionados”.

Lo que las cifras reflejan, en base a los gastos hechos por el gobierno entre el 2010 y 2018, el pico más alto fue el 2014. El gasto en comunicación y publicidad se situó en Bs 1.039 millones. Según los expertos, mucho tiene que ver con la campaña del proceso de las elecciones generales donde Evo Morales ganó de manera contundente los comicios realizados el 10 de ocubre de ese año.

Sin embargo, el promedio de gasto a partir del 2013 fue superior a los Bs 500 millones por año. 

Incluso, a partir de 2014, cuando se suscita en el país, la región y el entorno global la caída de las materias primas y por ello, el fin de la bonanza económica, estos gastos no sufrieron ningún ajuste con tendencias hacia la reducción. Las subnacionales del 2015, entre otros aspectos representaron al menos Bs 748 millones. 

En cambio, el 2016,  año en que se lleva a cabo el referéndum de consulta constitucional modificatorio al artículo 168 de la CPE, donde la población mayoritariamente votó con un 'no' a la nueva repostulación de Evo Morales, represento además de dicho evento, el despliegue de medios y propaganda del gobierno al menos Bs 623 millones. Solo el desarrollo de dicho proceso le significó al país erogar Bs 153 millones.

A todo ello, el gran problema, dice Vacaflor, es que esas cifras revelan solo cifras formales y no se sabe con certeza si esos millones evidentemente fueron utilizados en esos gastos. 

En ese contexto hace entrever una inmensa nebulosa y una estela de dudas en devenir histórico del manejo de la cosa pública del país, más aún cuando las instancias que fiscalizan y controlan, como es la Contraloría General del Estado, solo responden a criterio absoluto del gobierno y no del país.

Con respecto a salud y educación. En ese mismo periodo, en que para publicidad y comunicación el gasto fue de Bs 5.396 millones, para educación la cifra representó solo Bs 1.875 millones, casi un tercio menos.

Con relación a los gastos en inversiones en saludo, esta fue inferior con solo Bs 4.068 millones, casi Bs 1.300 millones menos. También, precisa Linares, en su análisis que la comparación con el gasto en Inversión en Desarrollo Productivo o el Gasto Total en Justicia, ya es hasta ridículo, pues lo utilizado en la promoción caudillista es superior en 10 o hasta 35 veces más que lo ejecutado en estas áreas.

"La programación y ejecución presupuestaria de los últimos 9 años de gestión siempre ha priorizado la promoción presidencialista sobre otras áreas de gasto de interés prioritario de la población", concluye Osorio. 

22 de enero
Evo Morales concretará 13 años de gobierno continuo en el poder.

96 Por ciento
De los 1.319 millones para medios estatales corresponde a Bolivia Tv.


Como nunca un despliegue de los medios estatales

Contexto. El gobierno, bajo la lógica de que los medios estatales son del pueblo y como tales deben difundir el quehacer de los habitantes hasta el último confín del país, ha desplegado no estruendosas campañas propagandisticas sino ha desplazado medios, hasta donde día a día se desplaza el presidente Evo Morales y el vicepresidente, Álvaro García Linera. 

Cifras. Entre 2010 y 2018, como se mencionó anteriormente, se utilizaron Bs 1.319 millones para financiar el gasto de medios, que dependen casi enteramente en sus ingresos del aparato público. El destino de esa cifra millonaria tiene que ver con la televisora estatal Bolivia Tv, que tuvo un gasto de Bs 1.139 millones, representando el 96%. De ese promedio se deduce el uso diario que da el gobierno a dicho medio estatal, como la ventana mejor posicionada para difundir las bondades del gobierno de Evo Morales.

La cadena estatal, tiene una administración autónoma con relación a otros medios del estado.

Otros medios. La radio Patria Nueva, la Agencia Boliviana de Información (ABI) y el periódico Cambio, recibieron en ese periodo entre el 2010 y 2018 alrededor de Bs 146 millones. En tanto, con una administración también autónoma se encuentra la Empresa Editorial del Estado, cuyo gasto desde el 2017 (momento de su creación ) a la fecha fue de Bs 34 millones.  

Punto de vista

"Las plataformas de Santa Cruz son coyunturales"

"Definitivamente los gastos dispendiosos utilizados de los recursos de los bolivianos, por parte del gobierno en la propaganda, son millonarios y  escandalosos.

Esto ha sido varias veces denunciado de parte nuestra y hasta hemos llamado a una interpelación a Marianela Paco, cuando era Ministra de Comunicaciones y nunca rindió cuentas del asunto. 

Quedaba muy claro, por ejemplo que el presupuesto se incrementó de una manera escandalosa en el 2014, que era el año electoral porque utilizaron recursos públicos para la campaña. 

Lo propio está sucediendo el 2019, han aumentado 400 millones de bolivianos de lo que era el presupuesto del 2018, porque pretenden nuevamente utilizar recursos para la campaña. 

Este no solamente es una malversación de recursos públicos, sino que también es un delito electoral, dado que la norma  prohíbe el uso de bienes públicos, de recursos y de funcionarios en la campaña electoral.

El pretexto siempre va a ser que como todavía no ha iniciado el periodo electoral, el Órgano Electoral no puede sancionar. Mientras tanto siguen utilizando los recursos de los bolivianos para su campaña.

En la Asamblea Legislativa, podemos conocer cómo se manejan estos recursos, pero no restringir, delimitar ni mucho menos, debido a que con sus dos tercios ellos toman las decisiones solos. 

El 2017 mi persona con otra diputada hemos presentado un proyecto de ley de regulación de la propaganda y publicidad oficial.  Se planteaba normar el uso de los recursos públicos. Obviamente dicha ley no solo ha sido rechazada sino que quedaron ofendisimas con nuestra propuesta".

Acerca del autor:
Ismael--Luna-Acevedo
Ismael Luna Acevedo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día