Siguenos en:
Domingo
 18 de Agosto de 2019
Portada
Medio Ambiente
La pérdida de la biodiversidad es causada por la ambición económica del hombre
Conservación. Aplicar las leyes en el territorio boliviano mitiga el impacto que puedan ocasionar las actividades antrópicas.
Domingo,  19 de Mayo, 2019
La-perdida-de-la-biodiversidad-es-causada-por-la-ambicion-economica-del-hombre

La comunidad científica habla de la sexta gran extinción, de las cuales las primeras cinco son atribuidas a causas de la propia biósfera, volcanes o como es el caso de la última hace 65 millones de años por un meteorito, que acabó con los dinosaurios. Sin embargo, a la que se enfrenta el medio ambiente actualmente tiene como responsable al hombre, por su desenfrenada actividad económica y consumista.

Regiones afectadas. Una de las 4 regiones de Bolivia es la Amazonia, que representa el 30 por ciento del territorio. Las causas de la pérdida del habitad en esta región es la deforestación por la tala de maderas o expansión de la frontera agrícola. El biólogo y especialista en la parte de ecología y conflictos ecosociales Huáscar Bustillos explicó que una de las especies que es motivo para la defensa de la biodiversidad es el jaguar, por las cacerías de mafias internacionales y el pejichi, que es el tatú más grande del mundo y que se ven amenazados por la contaminación y construcción de hidroeléctricas, sin dejar de lado el bufeo boliviano. 

La zona andina con aproximadamente 3.800 msnm donde se encuentran las cimas más altas del país como el Sajama o Illimani. La especie en peligro es el avestruz enano entre Oruro y Potosí, también el parigua o flamenco, famoso por su retrato en postales turísticas de la laguna colorada o la de la selva Eduardo Avaroa. Henry Bloomfield, de La Fundación Natura Bolivia, dijo que la minería es una de las causas que amenazan la biodiversidad de la zona donde se lucha para que se frene la actividad minera por la contaminación en fuentes de agua, siendo en la Chiquitania mayor el impacto porque son a cielo abierto y se hace una deforestación o pérdida de la cobertura boscosa. 

La región de los valles y yungas es el hogar del oso andino que llega a medir 2 metros, se encuentra amenazado y se desplaza por la faja subandina, es el encargado de dispensar semillas a su paso, por ello también es llamado el jardinero del bosque. 

En la zona de los llanos, que abarca las subregiones platense y de los chacos. Una zona boscosa y selvática de tipo amazónico con un terreno aluvial. Huáscar y Bloomfield coinciden en que el uso del fuego para la ampliación de la frontera agrícola por el cultivo de caña y agrocombustibles, es el causante de que la paraba frente roja esté en peligro de extinción al estimar que solo quedan 600 aves. Del mismo modo se encuentra vulnerable el oso hormiguero que no tiene dientes, pero sí una lengua de hasta 61 cm.

La fundación Natura Bolivia trabaja en las áreas de influencia de los parques como apoyo fuera de las zonas buffers (áreas protegidas que tienen un límite establecido y son administradas por el Sernap) este mecanismo lo implementan en las regiones para frenar la frontera agrícola que quiera ingresar a los límites de los parques, las áreas protegidas municipales como santuario de agua como es el caso del Amboró.

Protección de la Madre Tierra. Bolivia es un país extractivista desde sus inicios. Desde la plata, estaño, petróleo, gas, oro y ahora el biocombustible. Siendo que estos atentan en contra de la naturaleza y la Madre Tierra, que es defendida dentro de la ley Nº 300, bajo la armonía y equilibrio que se necesita para garantizar el bienestar social y el vivir bien de las futuras generaciones. La existencia de la ley Madre Tierra, bajo la mirada crítica del especialista en conflictos ecosociales viene a ser como un poema “Bolivia está en un espiral en caída, teniendo leyes ambientales apropiadas con respecto a delitos de la Madre Tierra y ecosistemas, ninguna se cumple ni respeta”, dijo Bustillos. Agregó que esta fragilidad legal ha provocado un retroceso de 10 años en lo que es la protección de ecosistemas bosque y biodiversidad.

Henry Bloomfield aseguró que la emisión de decretos por parte del gobierno que permiten la exploración y explotación hidrocarburífera en 22 áreas protegidas nacionales “ocasiona  la pérdida de la cobertura boscosa por las vías de acceso que vayan a hacer por las sísmicas que realizan además el habitad de las especies se perturba por el personal, el material y los equipos pesados”, comentó  Bloomfield.

Por otro lado, Natura Bolivia trabaja con 52 municipios de Bolivia con los Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA) desde hace 15 años, en las regiones del Chaco, Chiquitania parte de la Amazonia y de los Yungas de La Paz. La directora de Planificación de la fundación, Natalia Araujo aseveró que “se necesitan que los políticos se involucren en el tema de conservación, si aseguran bosque, aseguran la estabilidad climática, circos hidrológicos y el consumo humano por eso nos interesan las políticas públicas para que traspase cualquier  gestión municipal”. 

Araujo destaca el trabajo de los gobiernos locales para la implementación de los ARA y las políticas públicas, sin embargo, lamenta que el avance de la frontera agropecuaria pareciera ganarle a las acciones de conservación de actores y organizaciones no gubernamental, puesto que la tasa de deforestación anual es de 350 mil hectáreas. 

Medidas para mitigar el impacto. Existen tres aspectos fundamentales que se requieren para la preservación de los ecosistemas. El biólogo Bustillos resaltó que un adecuado control y aplicación de las leyes es necesario para castigar a quienes atentan en contra de la biodiversidad y patrimonio de Bolivia, adicional a esto la participación de autoridades gubernamentales para la implementación de políticas públicas que protejan el ecosistema. Es necesario actualizar el libro rojo de los vertebrados de Bolivia que tiene 10 años de vigencia para poder ver el estado en el que se encuentran las especies. “ A cabalidad puedo decir que muchas de las especies que estaban en peligro o con grado de amenaza su situación ha cambiado y empeorado debido al aumento de factores de presión que les afecta en su supervivencia”, dijo Bustillos.

La directora de planificación de Natura Bolivia resalta el ARA y la creación de políticas públicas para mantener las áreas boscosas y ecosistemas naturales en los sitios claves, porque al conservar biodiversidad y especies se llegan a cumplir las funciones ecosistemas como la provisión de agua y regulación del clima. Para esto es el trabajo con las personas y comunidades es clave, al ser quienes poseen el conocimiento y comunicación con la naturaleza “representa un valor para ellos, de los que las ciudades se benefician porque conservando sus ecosistemas mantienen sus costumbres y valores”, comentó Araujo.

Bustillos criticó a las decisiones gubernamentales que transforman lo ilegal en legal ocasionando deforestación y avasallamiento en áreas protegidas como en la reserva de Tucabaca. “Le dan cabida a sindicatos foráneos de gente del occidente que no están relacionados con la servidumbre ecológica”, dijo el biólogo especialista en conflictos ecosociales, asimismo propone la inclusión de la educación ambiental en la currícula escolar para generar conciencia y prevenir las consecuencias futuras. 

Los especialistas en el tema concuerdan en que Bolivia tiene la capacidad de garantizar la seguridad alimentaria de sus habitantes, siendo la exportación una actividad que afecta al ecosistema por la expansión de la frontera agrícola y el uso de transgénicos nocivos para la salud.  

8 Posición
Se encuentra Bolivia con mayor diversidad biológica del planeta.

40 Municipios
De  Bolivia están implementando los ARA.

 Datos

 La liga de defensa del Medio Ambiente en Bolivia (LIDEMA, 2013) señala una cifra exacta de 68 especies en peligro de extinción y un total de 314 especies que están amenazadas.
 
Bolivia cuenta con 66 de los 112 ecosistemas existentes en todo el mundo, por esta razón está entre los 8 países con mayor biodiversidad del mundo.
 
  A nivel nacional existen más de 60 áreas protegidas. De los cuales son 22 parques nacionales que  suman 182.716,99 km² ocupando el 16,63%  del territorio nacional.
 
Bolivia con 53 millones de hectáreas  contribuye con el 1.28% de la cobertura forestal. Debido a esto el país se encuentra ubicado como el número 5 del continente americano.
 
El país ocupa el cuarto lugar a nivel mundial en riqueza de mariposas, hay alrededor de 20.000 especies de plantas, más de 2.600 especies animales silvestres superiores, más de 50 especies nativas domesticadas y más de 3.000 variedades de plantas medicinales.
Hikari Miki eldia@eldia.com.bo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día