Siguenos en:
Domingo
 22 de Abril de 2018
OPINION
Mirando de abajo
El olvido del TIPNIS
Martes,  17 de Abril, 2018

Avanzan, avanzan, cada vez más cerca, con más chacos a orillas del camino asignados a cocaleros en su expedición de conquista, de genocidio, prostitución, destrucción ecológica. Si parece el Séptimo de Caballería, el infame de George Custer, enviado para domeñar, y eventualmente exterminar, a la indiada obstáculo.

La idea es la misma. Los revolucionarios del MAS tienen en mente la antigua práctica capitalista del avasallamiento. Pretextos no les faltan. Motivos, menos, cuando el dinero mueve la historia a su arbitrio y en Palacio, Evo y su segundo evalúan a peso de oro cuánto ha de tocarles en este drama humano que no tendría razón de existir si no fuera por avaricia y ego desmedidos de estos fracasados de las luchas sociales.

En canoa por el río Ichoa, leo, con comunidades indígenas aterradas por la incertidumbre, con alcohol que distribuye el gobierno para minar la resistencia. Otra vez, es Norteamérica y la práctica del invasor de conquistar a través del vicio para asegurarse que el otro ya jamás tenga futuro. Y las niñas indias, piezas de harén indecente bajo la falsa presunción de la hoz y el martillo como elementos de alegría e igualdad. Se refocilarán los muchachos de camisa azul (negras eran las de Mussolini, y pardas las de algún otro fascista) con la perspectiva de aprovecharse de la juventud de estas muchachas, de su pobreza y su hambre. La revolución es un monstruo que devora. Y justifica, que es lo peor.

El iletrado vicepresidente, con escaso entendimiento, analiza los básicos de un asunto que excede la multiplicación de dos cifras, límite de su intelecto. Con visión de comerciante, de voluminoso hatillo desde que representa gobierno, masculla doctoralmente los pros del estrago ambiental. Bolsillos forrados suelen representar seguridad y los tiene muy bien atestados, no sé si mayores a los del presidente “indígena” del que cuelgan dólares por todo orificio, resultado de su activísima defensa en favor de los míseros a los que él no pertenece. Igual a míster Trump tiene un problema de identidad, un complejo, que lo obliga a desvivirse por alcanzar el estatus que cuna no le entregó pero que intenta comprar. Por eso el beneplácito de los oligarcas cruceños que en él han hallado un socio mejor incluso que Banzer, al que halagan y permiten ínfulas donjuanescas en su cerrado entorno por ahora.

Evo Primero, Inca aymara (así a su raza los quechuas le arrancasen los ojos), se considera intachable e intocable. Hay peculiaridades bolivianas que quizá no permitan que le suceda lo que a Lula. Pero... puede ser peor, con las fobias y la “justicia comunitaria” desatadas en su larga gestión. A veces los mastines devoran a sus amos. Nunca se puede saber.

Me pregunto si olvidamos al TIPNIS. Pasaron años desde el terror de las élites encerradas en el Palacio Quemado mientras la marcha vociferaba en la puerta. Oportunidad que no se debió dejar pasar. Para el fracaso colaboraron intelectuales de nota (notorios lameculos) que con ánimo de prostituirse mientras pudieran rebuznaron en prensa nimiedades reducidas a simple servilismo y que atacaban la historia. Más sencillo tener un cacique coronado, uno que pueda distribuir premios, que el caos de las verdaderas revoluciones que cortan cabezas. Obvio.

Mientras miramos atardeceres cubiertos de polución, cumbres que otrora eran nevadas, incendios de bosques en manos de campesinos odiadores de árboles, las topadoras avanzan en Mojos. Ya nada las puede parar. Nos encontraremos en el porvenir despojados de mucho. ¿Si a García y a Morales les importa aquello? Por supuesto que no. Este huele a negocio privado, huele a mucho ilegal y poca razón. Los oligarcas no saben pensar en el bien colectivo. Saben ¡y cómo! de “vivir bien”; han hecho de eso hasta una bandera de conducta. Vivir como reyes, fornicar como ricos y defecar como lo que siempre han sido.

Acerca del autor:
Claudio-Ferrufino-
Claudio Ferrufino
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día