Siguenos en:
Domingo
 24 de Junio de 2018
Encuentro
Vania Antelo
'Perdí cuatro bebés, Thais es un milagro'
Felicidad. La exmodelo sufrió de pérdidas recurrentes idiopáticas. Ella se aferró a su fe y ahora disfruta de su primera hija.
Domingo,  18  de Febrero, 2018
-Perdi-cuatro-bebes,-Thais-es-un-milagro-

A Vania Antelo se la puede describir con dos palabras: fuerte y luchadora. La exmagnífica tiene una historia de vida impresionante que muy pocos conocen y esta va ligada con su hija, Thais. Detrás de esa perfecta sonrisa de la rubia se esconden muchas lágrimas. Ya que antes de dar a luz a su primer bebé, ella pasó por cuatro pérdidas de embarazos en tres años. Thais viene a convertirse en su quinto embarazo y en su milagro de amor.

Vania hizo de todo y pasó por muchos estudios, pero la noticia es que ella y su esposo, Choco Saavedra, estaban en perfecto estado de salud, eso le decían médicos chilenos con quienes se hizo tratar. Pero quien no le falló a ella fue Dios, quien nunca la soltó de la mano y fue su mejor aliado para ser madre, ahora la exmodelo es una mujer plena y que nunca deja al Señor.

La joven madre confesó a El Día que tuvo dos momentos difíciles en su vida el primero cuando le desfiguraron el rostro y tuvo que pasar por cuatro cirugías de nariz y el segundo fue la pérdida de sus cuatro bebés. Sin duda que Vania es una mujer digna de admirar y dueña de una fortaleza inquebrantable, conozca un poco más de su historia en la siguiente entrevista.

 1. ¿Por qué Thais es una bebé milagro?. 
V.A. Mi bebé para mí y toda mi familia es un milagrito, antes que ella estuve embarazada cuatro veces, pero por cosas de la vida mi embarazo llegaba a cierto punto y lo perdía. Me hice ver en Buenos Aires y en Chile, en Buenos Aires me dieron un mal diagnóstico cuando tuve mi tercer pérdida.

Me medicaron con anticoagulantes durante casi un año para poder embarazarme por cuarta ocasión, así lo hice y a pesar de ello mi cuarto bebé también lo perdí. A partir de entonces decido irme a Chile con uno de los mejores médicos especializados en pérdidas. Me sometí a un sinfín de estudios tanto yo como mi esposo y en todos salieron resultados normales. 

Volvimos de Chile con el diagnóstico que nuestro problema se llamaba "pérdidas recurrentes idiopáticas" atribuibles al azar. No teníamos nada ni física, ni fisiológicamente, estábamos sanos. Volví a Santa Cruz en febrero del 2017 con el mejor consejo que me dio el doctor y mi única opción, y esa era Dios. 

Él me dijo que todo lo humanamente posible se había hecho pero que la única opción que me quedaba era tener fe y seguirme embarazando. Mi problema no era quedar embarazada, en 3 años me embaracé cinco veces, al más mínimo descuido aparecía embarazada, mi problema era que mis embarazos no prosperaban. A partir de ahí dejé todo en manos de Dios,  el día que llegué de Chile fui a misa y dejé todo en manos del Señor. Luego mes y medio después en Viernes Santo me entero que estaba embarazada por quinta vez, Thais venía en camino gracias a Dios.

2. ¿Fue complicado su embarazo? 
V.A.  Sí, tuve casi 6 meses de náuseas, terminé mi embarazo tomando un remedio que me hacía mandar de Chile, específico para las náuseas del embarazo. Era la única forma de poder alimentarme bien, estuve internada en dos oportunidades. Pero a pesar de ello disfruté cada segundo que sentía a mi bebé dentro mío, cada día para mí con ella dentro era un milagro.

3. ¿Cómo llega a su vida su bebé? 
V.A. Mi bebé llega a mi vida con mucha pero mucha felicidad y sobre todo mucho agradecimiento a Dios. Pedí tanto por su vida, la lloré tanto, que cada día que la tengo conmigo no puedo dejar de agradecer a Dios por su vida. Es el mejor regalo que me ha enviado.

4. ¿Qué mensaje le da a las mujeres que han pasado por estas pérdidas? 
V.A. Conozco a muchas amigas que han tenido alguna pérdida, yo tuve cuatro seguidas en tres años. Y como mujer es uno de los peores dolores, es como que con cada pérdida un pedacito de tu alma se va. Las mujeres somos madres desde el positivo de la prueba, nos ilusionamos, soñamos, planeamos y cuando llega una mala noticia como que tu embarazo no prosperó es un dolor demasiado grande. 

El consejo que les doy a las mujeres que están pasando por lo mismo o han pasado por ello es que primero se rodeen de un buen profesional. Lamentablemente en este camino tan doloroso a veces nos encontramos con personas que ante la desesperación que se está viviendo se aprovechan y deciden lucrar con ese "deseo" de ser madres. Yo llegué a toparme con profesionales que me dijeron que nunca iba a poder ser mamá si no me sometía a tratamientos costosísimos. 

Gracias a Dios escuché esa voz interna y decidí irme a Chile, me topé con el doctor Alejandro Manzur que para mí es y fue mi ángel, le comenté lo que me habían dicho en Bolivia y Argentina y me dijo que si yo decidía someterme a uno de esos tratamientos, él no me lo haría porque no lo necesitaba ya que todo estaba bien. Y que lo único que yo debía hacer era confiar en Dios y tener fe y así lo hice. Esa fe ciega que me hizo descansar en el señor me dio a mi bebé, Él sabía cuándo era el momento.

5. ¿Si le digo Thais que se le viene a la cabeza?. 
V.A. Se me viene a la cabeza Dios, él me la regaló, él la hizo posible, él me la envió sanita! Thais es mi aire, me cambió la vida por completo, ahora no doy un paso sin encomendarme al Señor y no respiro sin agradecerle por todo.

6. ¿Cómo se complementan el cuidado de la bebé con su esposo? 
V.A. Choco así como yo, deseó mucho a esta bebé. Cada día trata de disfrutarla lo más que puede. Gracias a Dios no es un espectador, siempre he dicho que gran parte de la seguridad de una mujercita está en la figura paterna. Y él está ejerciendo su rol de padre, no se trata de "ayudar" como se dice aquí! Se trata de estar presente en el día a día de tu hija y el así lo está haciendo. Los dos estamos muy felices con Thais.

7.  Escuché que está dedicada por completo a su hija. 
V.A. Así es, cuando estaba de cinco meses de embarazo decidí renunciar hasta lo que en ese entonces era mi vida que era mi trabajo. Llegó un punto que debía priorizar y ser consecuente.

Decidí hacer una pausa en el plano profesional, fue una decisión muy difícil porque trabajo desde mis 17 años. Soy una mujer que me gusta sentirme productiva.

Todo tiene su momento, los años para ser madre no son muchos y si yo quería formar mi familia debía sacrificarme un tiempo. Así lo hice, los primeros meses me costó bastante, hoy miro a mi bebé y sé que fue la mejor decisión que tomé, en algún momento retomaré mi vida profesional, hoy estoy dedicada 100% a Thais.

8. ¿Cuántos hijos le gustaría tener y para cuándo están planeados? 
  V.A. A mí me gustaría tres, pero solo Dios sabe planear. Aprendí que los hijos no se planean, sino que son un regalo de Dios, él sabrá cuándo enviármelos y yo estaré abierta para cuando él crea que es nuevamente el momento.

9. Vania se considera una mujer luchadora y fuerte 
  V.A. Sí, la vida me ha enseñado a porrazos muchas cosas, he tenido dos momentos que han marcado mi vida en un antes y un después, el primero fue cuando me desfiguraron mi cara y tuve que someterme a 4 cirugías de nariz y el segundo mis 4 pérdidas antes de mi bebé. En ambos ha habido un antes y un después de Vania. Y ambos he podido sobrellevarlos gracias al Señor.

10. ¿Cómo es  Vania mamá?. 
V.A. Caduquísima (risas). Estoy pendiente de cada detalle de mi bebé. Hago todo yo misma para asegurarme que todo lo referente a ella esté bien. No puedo escucharla ni llorar, hago lo que sea por calmarla. A mi hija lo único que nunca le faltará es el amor de su mamá, quiero que ella crezca llena de amor, sabiendo que sus padres no le faltarán nunca y haremos todo lo que esté en nuestras manos para que ella sea una mujer de bien.

11. ¿Le gustaría que su pequeña sea modelo? 
  V.A.  Yo apoyaré lo que ella desee ser, mi rol será siempre guiarla por el mejor camino, tratando que tome las decisiones que la hagan crecer como ser humano. Si ella decide ser modelo por supuesto que tendrá a su mamá y su papá aplaudiéndola en primera fila.

12. Tras su historia de vida y fe, ¿qué mensaje le da a las mujeres? 
V.A. Lo único que puedo decirles es que tengan fe, que no pierdan la esperanza, que descansen sus penas en el señor, Dios no nos da más de lo que no podemos soportar y a veces aunque la batalla sea muy dura, hay una lección detrás. Dios siempre trata de enseñarnos algo, aunque muchas veces sea mediante el dolor. Él está obrando en nosotros para bien nunca para mal, sepan escucharlo, aprendan a sentirlo y por muy dura que sea la prueba, la fe debe ser inquebrantable, Dios tiene un momento para todos nosotros, él sabe cuándo obrar. Sus milagros superan por mucho los sueños del hombre.

Acerca del autor:
Kathryn-Chavez-
Kathryn Chavez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día