Siguenos en:
Lunes
 17 de Diciembre de 2018
Universidades
Tema central
Tendencias que han y están cambiando la educación superior
El rumbo que la educación superior ha cambiado debido a diversos factores, principalmente, el avance de la tecnología y su incidencia en los medios de comunicación.
Sábado,  20  de Enero, 2018
Tendencias-que-han-y-estan-cambiando-la-educacion-superior--

Hasta hace algunos años la televisión, la radio y el periódico eran los medios de comunicación por excelencia. En palabras de los expertos, estos tres eran los canales principales para informar. Las cosas han cambiado y eso se debe principalmente a la tecnología, que ha diversificado los canales y cada vez surgen más y mejores herramientas para comunicarse. Y justamente, la incidencia de estos ha conseguido cambios trascendentales en la educación superior, sin importar el área o carrera que se elija. Así lo afirman los profesionales desde la Universidad Privada de Santa Cruz (UPSA) y la Católica Boliviana San Pablo. 

El cambio es notorio. Paola Sainz, jefe de la carrera de Administración de Empresas de la UPSA, consideró que el cambio en la educación superior es un hecho, y "es importante que así sea pues se trata de un motor de desarrollo para cualquier sociedad y por ese mismo hecho tiene que estar al servicio de la comunidad para responder a las demandas que de esta surgen. Si las sociedades cambian, innovan, avanzan, es en gran medida porque sus instituciones de educación superior impulsan esos cambios y a la vez se ven afectadas por ellos", apuntó. Para la profesional, las universidades no son un palacio de cristal dentro de una burbuja, son parte viva de una sociedad que cambia y están obligados a cambiar con ellas.

Ahora bien, el aspecto en el que más haya cambiado sea probablemente el enfoque de la enseñanza. Pasar de enseñar para una sociedad industrial a enseñar para una sociedad de la información. Y eso se dice fácil pero tiene tremendas implicaciones para la práctica docente. Por su parte Róger Banegas, director de la Unidad de Postgrado de la Universidad Católica Boliviana San Pablo, puntualizó que en efecto, ha cambiado en el manejo de las tecnologías, la información digital y la utilización de revistas científicas electrónicas (accesos virtuales a repositorios científicos).

El rol de la tecnología. Sainz insistió en el hecho que el docente  no tiene el monopolio del conocimiento. "Las TICs  (Tecnologías de la Información y Comunicación) han democratizado el acceso a los datos (no a la información, no es lo mismo) y han producido un tipo de estudiante diferente, con otras habilidades, otras capacidades pero también que presentan otros retos para la docencia", explicó. Añadió que si los datos están al alcance de un clic, si puedo fácilmente comunicarme con otras personas en cualquier parte del mundo, si puedo visitar el Louvre desde mi casa, la educación superior tiene que tomar esas posibilidades y convertirlas en oportunidades de aprendizaje sumamente enriquecedoras que finalmente permitirán al futuro profesional ser parte de un mundo cada vez más globalizado. En otras palabras, "el avance de la tecnología ayuda en la mejora de los procesos, tiempos y costos; así como la reasignación  de recursos hacia áreas estratégicas", apuntó Banegas. 

El resultado del cambio. La docente de la UPSA remarcó que el perfil del nuevo profesional es una persona que valora mucho la creatividad, entendida como la capacidad de presentar soluciones novedosas a los problemas, se trata de una persona hiperconectada, que quiere resultados en el corto plazo y con fácil acceso a los datos, que busca experiencias de vida gratificantes y ve el trabajo como un medio para alcanzar esas experiencias. Probablemente más preocupada con los temas medioambientales y que no duda en compartir sus vivencias a través de las redes sociales. "Este es el perfil de los profesionales millennials que en breve ocuparán más de la mitad de la fuerza laboral activa. Bien harían las empresas y las universidades en conocer estos perfiles y lograr una simbiosis entre la experiencia de las generaciones anteriores que tanto tienen para ofrecer y la audacia de las nuevas que -a fuerza de no haber tenido tiempo de intentar muchas cosas- no le temen al fracaso. Un gran valor", apuntó la experta.

Mientras que para Banegas afirmó que se trata de un perfil transversal que se  orienta hacia el manejo y toma de decisión sobre grandes volúmenes de información, especialmente con un enfoque analítico, pensamiento crítico-reflexivo y  resolución de problemas.

Los cambios también inciden a la formación postgradual 

La directora nacional de Postgrado de la Universidad de Aquino Bolivia (Udabol), asegura que el cambio en la educación es en todos los niveles, tanto en el pre como en el postgrado. "Pero en general la educación se ha elevado en el pregrado y esto garantiza que a los profesionales egresados les interese seguir formándose, a lo que debería estar pendiente la oferta de los postgrados", apuntó. Resumió que la educación superior ha cambiado para mejor, teniendo en cuenta que el desarrollo de las competencias es un elemento fundamental para garantizar el aprendizaje continuo de los estudiantes. El uso de las nuevas tecnologías es casi obligatorio para cada una de nuestras acciones (como docentes), puesto que constantemente la literatura que ahora se usa conlleva a ello. 

"El avance de la tecnología ha sido el motor impulsor de todos los cambios". 

Desarrollo

Tendencias

Róger Banegas, director de la Unidad de Postgrado de la Universidad Católica Boliviana San Pablo y Paola Sainz, jefe de la carrera de Administración de Empresas de la UPSA, coincidieron al afirmar que las tendencias para la formación de los nuevos profesionales infieren capacidades y habilidades integrales. "El mismo hecho de educar para una sociedad de la información, hace que las empresas demanden otro tipo de habilidades y capacidades y no solamente los profesionales sino también el resto de instituciones que forman la sociedad en su conjunto. Estamos hablando sobre todo una capacidad básica: la capacidad de aprender", enfatizó Sainz. 

Capacidades

Sainz apuntó que el conocimiento va tan de prisa, los avances tecnológicos tienen un tren tan rápido que el profesional que no sea capaz de aprender, de buscar y seleccionar información, de procesarla y de ser crítico con ella, simplemente no está capacitado para responder apropiadamente a las exigencias de una sociedad de la información. Por lo tanto, más que contenidos, lo que el profesional necesita es ser capaz de buscar datos, entenderlos, procesarlos y convertirlos en información. A nivel de capacidades, Banegas, remarca que este debe ser capaz de tomar de decisiones en escenarios de alta competencia, estrés, riesgo y presión. 

Puntual

 

La importancia del título. Los actuales estudiantes posiblemente accedan a puestos de trabajo que no existen hoy.  Desde los centros educativos intentan enfocar la formación en mejorar sus competencias y habilidades, más que en el aprendizaje de conceptos, para adaptarse a esta nueva realidad.

Habilidades digitales, sin importar el área. La formación digital es esencial para el acceso a los trabajos actuales y a las nuevas oportunidades de empleo que surgirán a corto plazo.

Aprendizaje personalizado. La inversión en capital humano se cualifica y se aleja de los procesos estándar de educación. La personalización del aprendizaje y la formación a medida son las claves para sacar el máximo potencial a los futuros profesionales.

Conocer varias disciplinas. La frontera entre lo local y lo global ya no existe, por lo que la formación debe adaptarse a sistemas de conexión más complejos y no obviar las situaciones lejanas. Las consecuencias del cambio climático o la escasez de recursos naturales son fenómenos sobre los que todos debemos aprender y buscar soluciones.

Innovación del entorno. Cada vez más se promueven los entornos colaborativos para compartir conocimientos. Otras muchas instituciones cuentan con sus propias plataformas para conectar empresas y estudiantes y favorecer el ambiento emprendedor.

Transición universidad - trabajo. Las empresas exponen que los docentes deben adaptar los programas educativos, y ayudar a los estudiantes a ser más competentes y estar más en contacto con la realidad laboral.

Pensamiento crítico. Internet lanza tal cantidad de información sin contrastar, que cada vez es más necesario formar profesionales que sepan analizar, contrastar y extraer conclusiones de toda la información a la que tienen acceso.

Las universidades más competitivas. Europa toma como ejemplo las universidades americanas para crear centros más competitivos que sean líderes en la investigación y en nuevas áreas de conocimiento.

Educación.  El acceso a la educación en época preescolar mejora las habilidades sociales y reduce el riesgo de exclusión social de niños, pero no solo eso, sino que puede garantizar su acceso al mundo digital. Los nativos digitales se forman en digital desde muy pronto.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día