Siguenos en:
Martes
 14 de Agosto de 2018
Editorial
Editorial
La otra migración
Martes,  31 de Julio, 2018
La-otra-migracion

El fenómeno de la migración está experimentando picos extremos en los últimos años producto de múltiples fenómenos. A la pobreza y las guerras, se suman hoy el terrorismo, el autoritarismo populista y los desastres climáticos como factores que obligan a millones a buscar refugio en otros países especialmente de Europa y Norteamérica. En junio de este año, los puertos españoles, los puntos de entrada más importantes al viejo continente, registraron más se siete mil ingresos desde el norte de África, casi el triple del mismo periodo de 2017.

No vamos a abundar en las causas de este inmenso éxodo, sino en las consecuencias que acarrea esta fuga de recursos humanos en los países expulsores. De acuerdo a datos de ACNUR, el organismo de la ONU que atiende el problema de los desplazamientos humanos, Marruecos, Guinea y Argelia figuran en los primeros lugares en la procedencia de las personas que cruzan el mar Mediterráneo para buscar mejores días en Europa. Ninguna de esas tres naciones, que representan casi la mitad del total, figura entre las más pobres de África y en cada caso, son poseedores de enormes reservas de recursos naturales.

En América Latina, Venezuela se ha convertido en el mayor expulsor de sus habitantes por encima de México y las naciones centroamericanas que además de la cercanía a Estados Unidos, el mayor “imán” de los migrantes, enfrentan desde hace años duras realidades de miseria y violencia. El éxodo venezolano suma varios millones desde 2015 y tiene destinos poco frecuentes como Perú o Bolivia, adonde llegan desesperados huyendo del hambre y la escasez que se agudizan por efecto de las políticas del autócrata Nicolás Maduro.

Una reciente radiografía de la migración venezolana publicada por el diario The New York Times revela que la mayor parte de los que salen del país corresponden a la clase media y también existen un fuerte componente de grupos adinerados que han salido a buscar refugio para sus inversiones y propiedades.

El destino más buscado es lógicamente Estados Unidos, especialmente Miami y toda la zona de Florida, pero ante la saturación, han optado por dirigirse a otros sitios como España, donde invierten especialmente en bienes raíces.

La inflación y las amenazas hacia la propiedad privada han obligado a huir no solo a los dueños de grandes fortunas tradicionales, sino también a los nuevos ricos, cuyos millones han sido acumulados precisamente durante el periodo chavista. En barrio Salamanca una de las zonas más exclusivas de Madrid, se cuentan por miles las propiedades de venezolanos adinerados que se han puesto a salvo de las garras chavistas.

Tanto en el fenómeno europeo como el latinoamericano, queda claro que quienes están huyendo hoy no son los más pobres, sino los que al menos tienen la capacidad, los contactos y las habilidades para generarse un espacio en tierras lejanas, donde se requiere de mayor tenacidad para sobrevivir. Los que se quedan, los que están condenados a sufrir las penurias de la escasez, de los dictadores y los regímenes opresores, son los estratos más humildes.

El éxodo venezolano suma varios millones desde 2015 y tiene destinos poco frecuentes como Perú o Bolivia, adonde llegan desesperados huyendo del hambre y la escasez que se agudizan por efecto de las políticas del autócrata Nicolás Maduro.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día