Siguenos en:
Miércoles
 17 de Octubre de 2018
Editorial
Editorial
Cumplimiento de convenios
Sábado,  28 de Julio, 2018
Cumplimiento-de-convenios

La Organización Internacional del Trabajo se ha pronunciado en favor del cumplimiento del diálogo y negociaciones tripartitas entre el Gobierno, empresarios y trabajadores para definir el salario mínimo nacional y sus incrementos en el país. El pedido de este organismo internacional ha tenido lugar una vez que la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia ha reclamado al Gobierno central el incumplimiento del Convenio Ciento Treinta y Uno que regula la participación institucionalizada de las partes interesadas para resolver los temas salariales. Conviene señalar que el Ejecutivo ha puesto sobre la mesa del debate sus argumentos, sin lograr sostener posturas coherentes.
 
Todo indica que el diálogo por separado entre Gobierno, trabajadores y empresarios ha dejado mal sabor de boca porque muestra una estrategia que coloca al Gobierno como juez y parte de manera simultánea. En este punto resulta oportuno dejar establecido que los trabajadores se han opuesto a las negociaciones tripartitas y el Ejecutivo nacional ha procedido sin más a marginar al empresariado privado de las decisiones. Sin duda, el Gobierno usa sus prerrogativas al actuar así en favor de los trabajadores, pero al marginar al empresariado transgrede el Convenio Ciento Treinta y Uno de la Organización Internacional del Trabajo, que norma los procedimientos sobre este tema.
 
En todo caso, resulta coherente la solicitud de la entidad internacional del Trabajo a las autoridades del país para que en plazo perentorio envíen a la Comisión de Aplicación de Normas de la Organización Internacional del Trabajo una memoria detallada sobre los progresos realizados en la aplicación de las recomendaciones del Convenio. Esta memoria será analizada por la Comisión de Expertos, una vez que el reclamo del empresariado privado boliviano se sustenta en la reiterada exclusión del sector de las consultas exhaustivas y en igualdad de condiciones en el proceso de fijación de salarios mínimos nacionales. Las autoridades nacionales deberán demostrar justo lo contrario.
 
Se debe definir, en último término, si el país respeta los acuerdos internacionales a los que se suscribe. Esta situación debe ser aclarada para no dar la ingrata impresión de estar realizando un saludo a la bandera en temas de suyo importantes y decisivos. Sin embargo, el paso previo radica en llevar adelante y sin demora alguna, las consultas exhaustivas y de buena fe con las organizaciones más representativas de empleadores y trabajadores sobre la fijación de los salarios mínimos nacionales, tal y como recomienda la Organización Internacional del Trabajo. Se ha señalado que no se trata de desconocer los beneficios económicos obtenidos por los trabajadores, sino de respetar las normas.
 
Ello implica que al determinar el salario mínimo se deben analizar de manera previa las necesidades de los trabajadores y sus familias, pero también el nivel de productividad y la conveniencia de alcanzar un nivel elevado de empleo. Esto significa asimismo que la parte empleadora también debe ser consultada para llegar a un consenso que convenga a todos. Ante posibles conflictos, se hace preciso recurrir a la asistencia técnica internacional y aceptar misiones de contacto de la Organización Internacional del Trabajo para garantizar el cumplimiento del Convenio en la legislación y en la práctica. Así lo establece el Convenio, por lo que resulta sensato y coherente atenerse al mismo.

Se debe definir, en último término, si el país respeta los acuerdos internacionales que suscribe. Esta situación debe ser aclarada para no dar la ingrata impresión de estar realizando un saludo a la bandera en temas de suyo importantes y decisivos.

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día